Se ha demostrado que la clave para que una empresa crezca es la inversión en tecnología. Sobre todo en la era post COVID-19, ha quedado patente que invertir en tecnología es la clave del éxito del crecimiento a medio y largo plazo en el sector horeca.

Y todo se sujeta mediante software, su uso se ha generalizado de tal forma que en este momento se está haciendo un uso intensivo de la tecnología, todo se está transformando a lo digital a ritmo vertiginoso, la adaptación de servicios y la aparición de nuevos productos adaptados al entorno covid nos da la certeza de que quien no sea capaz de transformarse no superará la crisis, y estamos inmersos en una carrera imparable hacia la innovación tecnológica, con las miras puestas no tanto en el gasto como en el beneficio: la inversión está más que garantizada.

En la actualidad el uso de programas de gestión en la hostelería está ampliamente implantado, quedan muy pocos establecimientos con sistemas tradicionales. Las cajas registradoras son cosa del pasado y los sistemas de gestión de cobros son vitales a la hora de gestionar correctamente los negocios. Desde BRIN , como empresa de software y expertos en cobro automático hemos lanzado al mercado la serie de dispositivos de cobro automático de última generación, las BRIN MONEY. En sus 3 versiones (y una cuarta que verá la luz próximamente) cubren las necesidades de todo tipo de negocios de hostelería, sin importar el número de transacciones diarias o el programa de gestión que se utilice. Porque una cosa está clara: el dinero no va a desaparecer.

Hoy en día en hostelería hay una serie de características más necesarias que nunca que han de  ser contempladas, y para las que los sistemas de gestión son imprescindibles:

  • La integración con sistemas de gestión de cobros en efectivo y con tarjeta
  • El control a distancia de la marcha del negocio
  • La gestión de reservas, máxime cuando hay aforos limitados
  • La gestión de entregas a domicilio

Todas estas y otras muchas funcionalidades se consiguen con CashConnect, el software creado por Brin que lleva diez años evolucionando y que acompaña a las BRIN MONEY; una herramienta creada para potenciar todas sus características y que en sí mismo es prácticamente un ERP de gestión, el mejor aliado.

Como he apuntado, hay actividades que se han potenciado a raíz del paréntesis covid como las reservas con aforo limitado, el delivery, el take away, o la adaptación de los turnos del personal, que son muy difíciles de gestionar sin un software adecuado. Todo esto se resuelve de una manera eficaz y satisfactoria con CashConnect.

Estos tiempos convulsos con la “desescalada” del estado de alarma han supuesto una irrupción y demanda de tecnología sin precedentes a todos los niveles y muy especialmente en el sector horeca. Con la transformación digital los establecimientos están ahora más preparados que nunca para satisfacer al cliente de una manera más segura, eficaz y acorde con los tiempos, dando el mejor servicio. Todos hemos salido ganando.