La tecnología está revolucionando nuestra forma de vivir en todos los sentidos. Por ejemplo, leemos en tablets, cocinamos con robots de cocina o utilizamos un cajón de cobro automático para gestionar el efectivo en los establecimientos. Los cambios tecnológicos modifican muchos aspectos de nuestro día a día, en casi todos los casos para mejor. El cajón de autocobro nos presenta múltiples ventajas frente al cobro manual ya que no necesita ningún tipo de manipulado por el vendedor, simplemente se limitará a introducir el dinero. Este proceso, asegura al 100% que no habrá errores en el cierre de caja.

¿Qué es un cajón de cobro automático?

Un cajón de cobro automático es un sistema de cobro actual que se basa en la gestión del efectivo de manera eficaz sin errores. De manera que introduces el dinero en la máquina y automáticamente cuenta y clasifica el dinero según la cantidad.

Este proceso es muy rápido, es capaz de contabilizar monedas en 4 segundos y billetes en 1 segundo. Al trabajar a esa velocidad, evitará que se formen colas de espera en el establecimiento por culpa de un cobro lento.

Esta máquina te garantiza el cuadre de la caja al céntimo en tiempo record y la eliminación de errores en el cambio. Además realiza una validación, tanto de monedas como de billetes (homologada según el BCE) y gracias a esto, todos los fraudes son rechazados de forma inmediata. También reduce la manipulación de efectivo ya que sólo tendrán acceso al cajón las personas responsables de ello, por lo que se evitarán los pequeños hurtos, lo que se suele llamar “pérdida desconocida”.

En Brin, tenemos el cajón de cobro automático que necesitas

Cashlogy POS 1500 es el cajón de cobro automático que acepta, valida, clasifica, almacena y dispensa monedas y billetes en el mismo punto, todo esto a una alta velocidad.

Amplía información sobre las ventajas de esta máquina y descubre todo lo que este revolucionario sistema de cobro puede hacer por tu negocio. Contacta con nosotros.