Al finalizar cualquier jornada laboral en un negocio de ventas, se debe realizar un proceso importante, donde se comprueba si los ingresos, tanto en efectivo como en digital, coinciden con los valores reportados en las ventas. Es lo que se conoce como el cierre de caja.

Este recuento de caja muchas veces puede ser complicado y tedioso si se realiza de forma manual, por lo que es importante disponer de un método y dispositivos que faciliten su elaboración.

Por qué es importante el cierre de caja

Las empresas que cuenten con puntos de venta deben disponer de un sistema efectivo para hacer el recuento de caja y el cierre diario, al finalizar el turno o la jornada laboral. Realizar el cierre de caja aporta a la empresa unas ventajas como:

  • Detectar errores. Evita los descuadres ocasionados por errores. Es fundamental detectar si se han producido fallos a la hora de cobrar o digitar cobros y pagos, evitando que se produzcan descuadres.
  • Control de los ingresos y pagos. El cierre de caja permite gestionar de forma eficiente tanto los pagos como los ingresos que se han producido a lo largo del día.
  • Ayuda a la contabilidad. Una correcta gestión del cierre de caja ayuda a disponer de una contabilidad más precisa, real y sin errores.

Es importante diferenciar el cierre de caja con el arqueo de caja. Este último es solo el recuento del dinero que se encuentra en caja en ese momento, mientras que el cierre tiene en cuenta más factores como los ingresos, los pagos y el dinero ya presente en caja para cambio al principio de la jornada laboral.

Cómo hacer un cierre de caja diario con puntos de cobro automático

Hoy en día el pago digital convive con el pago en metálico, siendo incluso superior en muchos de los casos. Por eso es importante disponer de un sistema de cierre de caja que permita administrar ambos tipos de pago y así tener una gestión global, eficiente y precisa.

La mejor solución para gestionar las ventas y pagos realizados en un punto de venta es disponer de un punto de cobro automático. Se trata de unos dispositivos que permiten realizar el cobro de manera automática, donde los clientes introducen sus billetes y monedas, y la máquina gestiona el cobro y hace la devolución de forma automática.

Estos dispositivos pueden conectarse a Terminales Punto de Venta y pasarelas de pago para facilitar aún más la gestión del cobro de productos y servicios. Con un software adecuado se podrá gestionar el punto de cobro automático, los terminales TPV y la pasarela de pago, obteniendo al final del día un cierre de caja rápido y fiable. 

En BRIN podemos dotar a tu negocio de todo lo necesario para hacer el cierre de caja de la manera más cómoda, rápida y fiable, con solo apretar un botón. Tienes BRIN MONEY, la máquina de cobro automático más versátil del mercado en varias opciones, siempre con CashConnect, el software que saca el mayor partido a las funcionalidades de tu máquina, y tenemos la Pasarela de pago para hacer más cómodos los cobros con tarjeta.

 Al finalizar un día de trabajo en un punto de venta es fundamental realizar un cierre de caja para confirmar que cuadren las ventas y los pagos realizados con el dinero que ha entrado tanto en efectivo como por medios digitales. Con una máquina de cobro automático como BRIN MONEY, que interactúacon TPV y la pasarela de pago, se puede automatizar todo este proceso de cierre de caja mediante nuestro software específico CashConnect y disponer de datos reales y efectivos de los cobros, los pagos y verificar su coincidencia con los ingresos.