Vivimos en un mundo digital donde cada vez más todo se relaciona con la tecnología. Uno de los aspectos que más ha cambiado en los últimos años, debido a los avances tecnológicos, son los pagos. Y por si fuera poco, tras el confinamiento que acabamos de pasar hemos transformado algunas de nuestras costumbres a la hora de hacer nuestras compras. Hoy en día, los negocios además de la instalación de dispositivos de cobro automático de una forma bastante generalizada disponen de otros dispositivos como la pasarela de pago que facilita que sus clientes puedan optar por abonar las compras de sus productos y servicios de una forma igualmente cómoda si no desean utilizar dinero en efectivo.

Pero veamos qué es una pasarela de pago como la que te ofrece BRIN, que aporta muchas ventajas a tu negocio.

Qué es una pasarela de pago

Una pasarela de pago es un dispositivo que permite a un establecimiento gestionar los cobros digitales de sus clientes. Con este servicio, los comercios disponen de un sistema totalmente automatizado para que sus clientes paguen sus compras con cualquier tipo de tarjeta bancaria.

Ventajas de utilizar la pasarela de pago de BRIN

Nuestra pasarela de pago ofrece la interconexión con las máquinas Brin Money (dispositivos compactos para cobro automático en efectivo) y proporciona unos beneficios a las empresas, entre los que podemos destacar:

Se integra con nuestras máquinas de gestión de efectivo

En caso de tener un sistema de gestión de efectivo, cada operación de venta es enviada al dispositivo correcto, imposibilitando descuadres de caja, manipulaciones indebidas y descuidos. La caja siempre cuadra.

Contempla propinas y pagos parciales

Nuestra pasarela de pago resuelve de forma simple casuísticas muy frecuentes en hostelería, como la gestión de propinas y los pagos partidos en las mesas sin necesidad de complejas operaciones. Todo se resuelve de forma inmediata.

Es una pasarela multibanco

Esta pasarela de pago permite trabajar con múltiples bancos dependiendo de distintos parámetros, como tipo de tarjeta, importe o banco de procedencia. Esta selección de banco se realiza de forma automática, sin que el empleado tenga que realizar ninguna acción.

Dispone de soporte a cualquier hora

Los negocios dependen de las pasarelas de pago para poder cerrar sus ventas, por lo que cualquier incidente que impida su uso puede repercutir en pérdidas, tanto económicas como de clientes. Ante cualquier problema o incidencia, nuestra pasarela dispone de un servicio de asistencia técnica las 24 horas del día, durante los siete días de la semana, por lo que será resuelta de forma inmediata.

Cierres diarios e informes automáticos

Al finalizar el día nuestra pasarela realiza un cierre de forma automática y envía un informe en formato PDF con información exhaustiva y unificada de todos los bancos y tipos de tarjeta.

Instalación remota y mantenimiento gratuito

La instalación del terminal se hace de forma remota, por lo que no es necesario que la empresa tenga que configurar o manipular el terminal. La asistencia está especializada en la tramitación de altas con los bancos para ayudar a las empresas en todo este proceso.

Tanto el mantenimiento como el reemplazo del terminal en caso de avería no tienen coste alguno ni por los portes.

Certificaciones más importantes

Cuenta con las certificaciones más importantes como son la REDSYS (para VISA, MasterCard y 4B) y American Express.

Dispone de servicios extra

Nuestra pasarela incluye otros servicios muy útiles para muchos negocios como Recarga de móviles, Captura de firma o Lectura de tarjetas de fidelización.

Nuestra pasarela de pago es el complemento ideal para cerrar el círculo del dinero junto con las máquinas de cobro Brin Money, y se constituye como una herramienta de vital importancia para cualquier empresa o comercio que quiera vender sus productos o servicios de manera ágil y eficaz. Por eso es importante que dispongan de una pasarela de pago como la que te ofrece Brin, que cuenta con un servicio de asistencia contínuo, trabaja con múltiples bancos y dispone de las certificaciones para las tarjetas más utilizadas. 

La pasarela de Brin es la venta sin complicaciones.